Entrenar con el frío

¡Hola crossfiter@s!

Ya va empezando a hacer fresco y empiezan los resfriados y las gripes.

Como cada año, nos gusta daros unos consejos y pautas a seguir para entrenar durante esta época del año.

Hacer ejercicio de alta intensidad como el CrossFit hace que tu sistema inmunitario se haga más fuerte y previene de enfermedades. Sin embargo, durante el entrenamiento las defensas bajan, por lo que es fácil pillar un resfriado entrenando. Por ello NO es recomendable hacer WODs si estáis resfriados, ya que podría alargarlo o incluso empeorar los síntomas.

“¿Pero no decías que el CrossFit mejora el sistema inmunitario?” La respuesta sigue siendo: SI! Pero a largo plazo.

Por eso os vamos a dejar unos consejos para pasar el invierno en el box, entenando y pasando el invierno ¡sin resfriados!

En el box hace frío, pero entrenando tendrás calor:

  • Modo cebolla ON. Ponte varias capas de ropa. Manga corta, camiseta, sudadera más gruesa, pantalón corto, chándal…etc.

Lo ideal es llevar bajo una camiseta y una malla termal, que aleja el sudor pero te mantiene la temperatura.

  • Durante el calentamiento no te quites ropa. Es mejor que empieces el WOD con un poco de calor.
  • Intenta llegar un poco antes a la clase y saltar a la comba 5 minutos. ¡Sin hacer dobles! Es sólo para coger temperatura.
  • En cuanto acabe el WOD ponte una sudadera.
  • *Si tienes tendencia a los problemas de garganta sería buena idea llevar una braga.
  • *Si no tienes una larga melena protectora en la cabeza, prueba a ponerte un gorro!! Por la cabeza se pierde un 10% del calor corporal.
    (*estos consejos son sobretodo para los días que puede tocar carrera)
  • Los días en los que haya que salir a la calle evita ir en manga corta. Lleva ropa termal o ponte un cortavientos para salir.
  • No te quedes sudado después del entrenamiento: dúchate y después charla con los compañeros.
  • En Open Box evita los descansos demasiado largos: la musculatura y articulaciones pierden temperatura más rápido.
  • Come mucha verdura. ¡Ponle color a tu comida!
  • Hidrátate bien. Si no te apetece beber agua porque está fría, opta por tomar infusiones sin azúcar a lo largo del día o incluso durante el entrenamiento.
  • En lugar de chocarle la mano a los compañeros, ¡chócales el puño! Igual puedes contagiarles un resfriado a alguien.

¿Y SI YA ESTOY RESFRIADO?

Depende de qué tipo de resfriado tengas podrás entrenar más o menos.

La norma principal es: si tienes fiebre, quédate en casa.
En un estado febril lo último que queremos es hacer ejercicios de fuerza o de alta intensidad. Reposa e hidrátate.

Si tienes congestión nasal un poco de ejercicio puede ser beneficioso. Puedes hacer ejercicios de fuerza incluso hacer los WODs con menos intensidad (menos peso, menos reps, escalando ejercicios…) siempre respetando a tu cuerpo. Eso sí: ¡avisa al entrenador!

Si tienes inflamación en la garganta y estás tomando antibióticos no es aconsejable hacer CrossFit.

Por supuesto, si tienes bronquitis, neumonía, gripe, o cualquier infección vírica o bacteriana: NO vengas a entrenar. Primero: porque puedes empeorar. Segundo: porque ¡eres un vector de contagio!
Hazlo por tí y por los compañeros.

Esperamos que esta información os sirva de ayuda.

¡¡A por el invierno!!
3,2,1…GO!!