Magnesio: Qué, cómo, cuándo y por qué

Si eres dueño de un box probablemente lo odies. Si eres un atleta, probablemente te bañes en él. Seguramente hagas tu pequeño ritual pre-entrenamiento. .. hablamos del magnesio!

Lo vemos en los boxes de CrossFit de todo el mundo. El magnesio: una herramienta valiosa que normalmente se usa mal.

Vamos a indagar un poco en la estructura y funcionamiento del fino polvo favorito de los crossfitters (¡espero!)

¿Qué?

Wikipedia dice: “Carbonato de magnesio l carbonato de magnesio es un compuesto químico de fórmula MgCO3. Este sólido blanco existe en la naturaleza como mineral. Existen también varias formas hidratadas y básicas del carbonato de magnesio como minerales. Adicionalmente, el MgCO3 tiene varias aplicaciones y uso.”

El mineral es una roca porosa que se tritura hasta conseguir unos granos increíblemente finos, consiguiendo una sensación suave al tacto. El uso del magnesio en CrossFit deriva de la escalada (habrás visto que los escaladores siempre llevan una bolsita con magnesio en el cinturón). Ha sido adoptado por gimnastas, powerlifters y otros deportistas similares.

El magnesio puede venir en varias formas: en bloques, en polvo o líquido. El de bloques viene en cuadrados grandes que se frotan directamente sobre  la piel permitiendo conseguir una consistencia mayor o menor según gustos. El líquido es el más nuevo, pero también es el más difícil de dosificar. Viene mezclado con alcoholes que se evaporan, dejando el magnesio como residuo.
El que más se suele ver el es magnesio el polvo. El que más mancha.

clap

¿Por qué?

En cuanto hablamos de deportes como el CrossFit o escalada, la humedad es nuestro enemigo. Nuestro cuerpo produce de manera natural secreciones, aceite, sudos, etc. Cuanto más calor y más te estés esforzando, el cuerpo más tiende a producir. En CrossFit unas manos sudorosas pueden dificultar el agarre de la barra o una kettlebell, o permanecer colgado en la barra de dominadas.  El magnesio ayuda a absorber parte de la humedad corporal y proporcionar una superficie de agarre uniforme.

Cada cuerpo es un mundo. ¿Eres de los sudorosos? Pues probablemente harás muchos viajes al cubo de mangesio. Si no, quizás no necesites tanto.

¿Cuándo?

Cuando notes tus manos sudorosas y creas que tu agarre va a fallar: días calurosos, entrenamientos largos, WODs con muchos ejercicios de agarre.

Se usará en ejercicios de agarre: pullups, barra, dumbbells, kettlebells, etc.
¡¡No usaremos magnesio para hacer flexiones o burpees!!

¿Cómo?

Primero sécate el sudor. Da igual dónde: camiseta, pantalones, pelo, una toalla… en cualquier sitio ¡menos en la pared!
Una vez seco ponte un poco de magnesio en una mano y frota con ambas. Por la salud de tu entrenador, mantén las manos en el cubo durante el proceso.

Cuando tengas la consistencia adecuada, sigue con tu entrenamiento.

No es necesario que tus manos queden blancas. Mucha gente, en cuanto se da cuenta que sus manos no están blancas, vuelven al magnesio. Sin embargo, que no lo veas ¡no significa que no esté haciendo su trabajo!

No te pongas magnesio después de cada levantamiento o en cada ronda, ni como excusa para descansar.
Ponerse magnesio puede convertirse en un ritual sin el cual sientes que te has quedado sin mojo. ¡No permitas que pase!
Hemos visto atletas que, a la cuarta dominada de Fran se van al cubo a por magnesio. Usa el magnesio cuando sientas que te vas a resbalar o cuando necesites realmente un descanso (sé honesto contigo mismo)

Y por el amor de Dios, no pongas magnesio al material. El que suda eres tú, no la barra. Así que mantén el estado mental de tu entrenador bien poniéndote el magnesio sobre tus manos.

3,2,1…GO!!

 

Un comentario sobre “Magnesio: Qué, cómo, cuándo y por qué

Los comentarios están cerrados.