Uso del cinturón

¿Cinturón si? ¿Cinturón no? Hay opiniones de todos los colores respecto a uso o no uso del cinturón.

Sin embargo, muchas de estas opiniones surgen desde el total desconocimiento del uso real del cinturón.

MITOS

La gente suele pensar que el cinturón es un elemento externo que “fija” de manera pasiva la columna, manteniéndola segura. Es decir: se creen que una faja o corsé que se usa para el levantamiento de pesas: peso muerto, sentadilla, halterofilia…
Esta creencia de que fija la columna nos lleva los siguientes mitos:

  • Con el cinturón no me haré una hernia
  • Con el cinturón la espalda se mantiene plana, aunque yo no haga fuerza para ello
  • El cinturón se debe poner siempre que vayamos a levantar pesado

REALIDAD

3213ed4a7f9af3aba1876e9d340aa999

El cinturón es un elemento que ayuda a aumentar la presión de los músculos del CORE de manera activa. El cinturón ofrece un punto contra el que hacer fuerza con la musculatura, aumentando la presión intraabdominal, manteniendo la tensión en la musculatura lumbar. Nos ayuda a que la contracción isométrica de la zona media sea más fuerte.

abdominal-pressure-300x225

Por ello, si alguien se pone el cinturón “de adorno”, pensando que actúa por sí mismo,  estará expuesto a las mismas lesiones o fallos que si no lo llevara (mala posición de espalda, contracturas o incluso hernia).

Otra de las funciones del cinturón es la psicológica. Mucha gente no sabe cómo usar el cinturón, pero sólo con ponérselo se sienten más seguros y fuertes. Nunca hay que menospreciar el factor psicólogico, sino todo lo contrario. Tenemos que tener en cuenta que, psicológicamente, una persona puede levantar  más con que sin cinturón (no todo el mundo). Por ello es fundamental no exponer a ese tipo de personas al riesgo de lesión o de fallo por falta de técnica o fuerza.

Por otro lado cabe señalar que, ante un uso habitual del cinturón, podríamos perder fuerza en la zona media. Además, el patrón de movimiento es diferente con o sin cinturón, por lo que perderíamos el patrón “normal” de movimiento, arriesgándonos a lesiones al quitarlo.

 ¿CUÁNDO USAR EL CINTURÓN?

Nuestro consejo es que uses el cinturón según las sensaciones del día o si vas a levantar muy pesado. Si puedes ir sin cinturón: perfecto.

  • Si te notas debilidad o agujetas en la zona lumbar o abdominal y quieres levantar pesado, sería mejor usarlo (si sabes cómo).
  • Para cambiar de estímulo. Puedes alternar entrenamientos con y sin cinturón para variar el estímulo de entrenamiento, siempre teniendo en cuenta que los pesos a levantar serán diferentes.
  • Si notas dolor en alguna zona lumbar. En este caso primero hay que probar. Si ves que con el cinturón el dolor desaparece, úsalo ese día. Si sigue igual, no te lo pongas y bájale el peso. El cinturón no es una píldora mágica.
  • NO uses cinturón si tienes problemas de suelo pélvico. Al aumentar más la presión abdominal habrá también más presión en los músculos de suelo pélvico. Si éstos están flojos, provocaremos una mayor debilidad.
  • Si tienes muy poco tono en zona media. En este caso deberías empezar por fortalecerlos con poco peso o, incluso, con otro tipo de ejercicios. Ten en cuenta que para una espalda sana deberías de poner mover tu peso en barra con soltura. Si no es el caso, no tiene sentido que te pongas cinturón para trabajar con tu peso o menos.

Si tienes más dudas o preguntas, coméntalas en el box.

3,2,1…GO!